Realizan destrucción de bebidas alcohólicas decomisadas durante la ley seca

El gobernador Carlos Miguel Aysa González presenció la destrucción de 13 mil 596 unidades de bebidas alcohólicas que fueron aseguradas durante la Ley Seca, aplicada como medida preventiva por la pandemia COVID-19.

En el acto que se llevó a cabo en el estacionamiento de la unidad deportiva Leandro Domínguez.

Ell titular de la Fiscalía General del Estado, Juan Manuel Herrera Campos, recordó que por recomendaciones del Comité Estatal de Seguridad en Salud y la Secretaría de Salud, se tomó la determinación de prohibir la venta de bebidas embriagantes durante la emergencia sanitaria para proteger la salud y seguridad de las familias campechanas.

“Es cierto que en esos momentos nos encontramos gozando de un estatus calificado como de menor riesgo, por estar en semáforo verde, pero también es cierto que como todo el país nos vimos en algún momento en circunstancias menos favorables y hubo la necesidad de tomar medidas contundentes, medidas que, aunque impopulares, al final de cuentas sus resultados son innegables”, aseveró.

Comentó que con la implementación de la Ley Seca el número de contagios por coronavirus y los casos de violencia familiar que se estaban registrando debido al confinamiento domiciliario, descendieron notablemente.

Dijo que, ante la violación al acuerdo de prohibir el comercio de bebidas embriagantes, las secretarías de la Defensa Nacional, de Marina y de Seguridad Pública, la Guardia Nacional, la Fiscalía General del Estado y las policías municipales se dieron a la tarea de investigar, ubicar y cerrar los sitios clandestinos que se prestaban a la comisión de un ilícito y provocaban evidentemente un riesgo a la salud.

Indicó que como resultado del trabajo de coordinación se iniciaron 81 carpetas de investigación, cien personas fueron detenidas, 51 vehículos retenidos, así como 61 refrigeradores y neveras, 294 sillas, mesas y otros objetos electrodomésticos.

De las 13 mil 596 unidades de bebidas embriagantes destruidas, siete mil 847 correspondían a latas de cerveza, cinco mil 490 a envases de vidrio en diversas presentaciones y 259 eran botellas de licor.