Mercados prevén nueva baja en tasa del Banxico de medio punto

Durante la semana que inicia, los mercados enfocarán su atención en la decisión de política monetaria del Banxico del próximo jueves, en la cual el consenso prevé una nueva baja de 50 puntos base en la tasa de interés de referencia, para dejarla en 5.50 por ciento.

Durante la semana que inicia, los mercados enfocarán su atención en la decisión de política monetaria del Banco de México (Banxico) del próximo jueves, en la cual el consenso prevé una nueva baja de 50 puntos base en la tasa de interés de referencia, para dejarla en 5.50 por ciento.

Mario Correa, economista en jefe de Scotiabank, considera que “dado el marcado retroceso en los precios de los energéticos y el consenso en el rumbo de la política monetaria, aunado a una mayor holgura de la economía, anticipamos un recorte de 50 puntos base a la tasa de referencia en la siguiente reunión de política monetaria de Banxico, del 14 de mayo”.

Aunque dados los recientes resultados en materia de inflación, la probabilidad de una baja mayor está creciendo, enfatiza.

Juan Carlos Alderete, director de Estudios Económicos de Banorte, espera también un recorte a la tasa de referencia de 50 puntos base, a 5.50 por ciento mediante un voto unánime, aunque no descarta algún disidente que apoye una reducción mayor.

Estima que el tono del comunicado del banco central continuará siendo dovish, -es decir más propenso a la relajación monetaria y rebaja de tasas-, aunque prudente, en la evaluación del panorama económico.

“Mantenemos nuestra expectativa de una disminución adicional de 75 puntos base en la decisión del 25 de junio. No obstante, considerando el panorama altamente cambiante, no descartamos otra reunión fuera de calendario, adelantando dicho recorte de 75 puntos base. En cualquier escenario, esto llevaría la tasa de referencia a 4.75 por ciento, donde esperamos que cierre el año”, añadió.

El próximo martes, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) publica la producción industrial de marzo, en la cual se espera una caída de 7.6 por ciento anual, ya que a pesar de contar con un día adicional en la comparación anual, la dinámica del mes estaría explicada por el impacto del COVID-19, tanto por las disrupciones en cadenas de suministro como menor actividad ante el cierre de fábricas por las medidas de distanciamiento.

El mismo día, el Banxico difunde el dato de las reservas internacionales, las cuales la semana pasada aumentaron en 185 millones de dólares, para ubicarse en 186 mil 655 millones, el nivel más alto en lo que va de la presente administración, con un avance de cinco mil 778 millones en lo que va de 2020.

El próximo viernes, el INEGI publica los indicadores trimestrales de la actividad turística.

En Estados Unidos, el martes Patrick Harker, presidente de la Reserva Federal (Fed) de Filadelfia, habla sobre el impacto del COVID-19 en conferencia, mientras que Randal Quarles, miembro del Consejo del Fed testifica ante el Comité Bancario del Senado sobre supervisión y regulación.

También el martes se reporta la inflación en Estados Unidos del cuarto mes del año, en la cual se espera una caída de 0.7 por ciento mensual, debido a la baja en los precios de los energéticos y la contracción en la demanda derivada de las medidas de contención para frenar la propagación del COVID-19. Con esto, la variación anual se situará en 0.4 por ciento, desde 1.5 por ciento previo.

El viernes se publicará en el vecino país el reporte de ventas al menudeo de abril, para el que se estima una contracción de 13.5 por ciento, después de una caída de 8.7 por ciento en marzo. Se espera que las cifras de abril de gasto personal muestren lo que está ocurrie con el gasto de las familias en medio de la crisis y las medidas de contención.