¡Luchan contra el coronavirus!

¡Los ojos de la capital!

La crisis sanitaria que ha provocado el COVID-19 ha puesto en jaque a la población, en particular a las personas que dependen del ingreso que generan día con día para pagar por los alimentos que ponen en la mesa de sus familias.

En el caso de las personas que se dedican al comercio en la vía pública, desde que la enfermedad del coronavirus llegó a la Ciudad de México y comenzaron las medidas del gobierno como la “santa distancia” y el “quédate en casa”, los días se les han vuelto un verdadero reto.

Primero porque no están contemplados aún entre los grupos que recibirán los apoyos económicos que la Jefatura de Gobierno anunció, supuestamente destinados para que aquellos que más lo necesitan puedan hacer frente a la pandemia, y por ende se ven en la necesidad de salir a las calles a perseguir las pocas ventas que puedan hacer, para no quedarse de plano en ceros.

Al salir en estas condiciones, se exponen inminentemente a contagiarse y contagiar a su vez a sus familias, situación que han manifestado que prefieren a morir de hambre por no trabajar. Lamentablemente, aún con esta intención e instinto de supervivencia, las ventas que concretan son mínimas, debido a que la gente que consume sus productos y servicios no está saliendo a hacer su vida normal.

Como si lo anterior no fuera suficiente, comerciantes de distintas alcaldías han denunciado que en las últimas semanas se han implementado operativos en los que, con el pretexto de retirarlos de sus lugares de trabajo, les han quitado con violencia su mercancía, misma que al ya no ser devuelta, significa una afectación muy grave al patrimonio de estas personas trabajadoras que ya no ven llegar el día en que todo vuelva a la normalidad.

Finalmente, con el anuncio de que las personas que trabajan en estas modalidades podrían solicitar ser beneficiarios de las Tandas para el Bienestar, las y los comerciantes creyeron haber encontrado una esperanza; sin embargo, ya también hay una buena cantidad de reportes de que cuando han intentado realizar los trámites para la solicitud del apoyo, no tienen respuesta por parte del gobierno.