“La leyenda del Nahual” cumple 10 años en Xochimilco

*Estamos a la espera que no haya semáforo rojo en la CDMX

Por: Janet Galindo

El Nahual logó presentarse un año mas y espera una asistencia de 2 500 personas, en solo ocho representaciones, ya que, con grandes esfuerzos de rameros, propietario, comerciantes y habitantes del lugar y bajo estrictas medidas de seguridad. Regresa el Nahual a los Canales de Xochimilco, bajo la producción de Carlos Ernesto Díaz.
Con más de 300 representaciones durante 9 años consecutivos, la leyenda del Nahual de Xochimilco cumple una década en el embarcadero las Flores Nativitas cuya temporada finalizará el 1 de noviembre.
Aún con la incertidumbre de saber si la CDMX entrará en semáforo rojo en las próximas semanas, el elenco de la obra “La leyenda del Nahual” sigue con el compromiso de seguir promoviendo la cultura e historias que aún siguen enraizadas en los pueblos y barrios de Xochimilco.
“Estamos hablando que en el embarcadero de Nativitas hay más de 67 trajineras, y alrededor de 90 personas entre comerciantes, vendedores de comida, de artesanos y de la producción que dependen de esta obra teatral y es por eso que se hizo un esfuerzo con toda la comunidad y los actores para acortar precios y que el publico asistiera a las funciones”, expuso Carlos Díaz.


-¿Cuántas personas están esperando recibir en ésta temporada?, se le cuestionó.
– Con los lineamientos y protocolos sanitarios, sólo estamos recibiendo al 30 por ciento de los visitantes, es decir, solo se reciben 12 personas en trajineras con capacidad de 20 ocupantes. esperamos contar con una asistencia aproximada de entre 2,500 y 3,00 personas.
En la actualidad, los nahuales son conocidos por ser seres demoníacos que atacan y persiguen a las personas. Aún siguen escuchándose historias estremecedoras en los pueblos y barrios de México.
En 1421, se decía que había un brujo muy poderoso habitando esas tierras, al que le llamaban Nahuali, quien guiaba y curaba a la gente del pueblo.
El capitán de los españoles vio de lo que podía ser capaz y le dijo al nahuali que ahora le pertenecía. El capitán vivía con su mujer, y el nahuali tenía la libertad de pasearse por todo el lugar, y fue ahí, donde la vio y se enamoró́ de la condesa.
El capitán al sospechar, decidió́ encerrar a su mujer cada noche, en un lugar diferente, y el nahuali, se convertía en animal con tal de encontrarla. Una noche, los soldados los hallaron juntos. El nahuali se entregó́. Era mitad hombre y mitad bestia.
El capitán, por temor a sus poderes, lo exilió, y a su mujer no pudo perdonarla, al tiempo solo se supo que tuvieron una hija, quien al crecer escuchó los rumores del brujo que se convertía en animal y era custodiado por soldados e indígenas, y su curiosidad por comprobar o desmentir su existencia es tan fuerte, que decide ir a pesar de las advertencias de su acompañante, una indígena, lo que ocasiona que se adentren a la zona prohibida de Xochimilco, desencadenando la fiereza del demonio cautivo y descubriendo que es hija del nahuali y que la indígena que la acompaña es su media hermana con la habilidad de convertirse en una bestia, a quien la española tendrá que enfrentar a muerte.