Estas leyendo
Peligra la salud de quienes consumen ostiones sin control sanitario: En Ciudad del Carmen

Peligra la salud de quienes consumen ostiones sin control sanitario: En Ciudad del Carmen

Peligra la salud de quienes consumen ostiones sin control sanitario: En Ciudad del Carmen

Peligra la salud de quienes consuman ostiones que carecen de control sanitario, productos que adquieren los restauranteros de Ciudad del Carmen, a ostioneros piratas; y pese a la denuncia de los socios de la cooperativa ostionera “Los Tamarindos” a las autoridades correspondientes, no se ha erradicado a los ostioneros piratas, dijo José del Carmen Ortiz Pérez, presidente de administración de la Sociedad Cooperativa Ostionera “Los Tamarindos”.

Peligra la salud de quienes consuman ostiones sin control sanitario: En Ciudad del Carmen
José del Carmen Ortiz Pérez, presidente de administración de la cooperativa ostionera “Los Tamarindos”

Explicó que en la cooperativa ostionera, de manera quincenal, personal de la Comisión para la Protección Contra Riesgos Sanitarios de Campeche (COPRISCAM) acuden a los bancos ostrícolas que se encuentra al Laguna de Términos a la altura de Atasta, Pueblo, para que tomen muestras del agua de los bancos, y a la semana siguiente les dan los resultados, afortunadamente, el producto siempre sale apto para el consumo humano.

Te puede interesar: Intermediarios pagan por parcialidades la producción de camarón a pescadores de Ciudad del Carmen

Señaló que actualmente las ventas se encuentran bajas, y lo que les ayuda son las 100 bolsas de 200 ostiones cada una, que venden de forma semanal a un empresario de Mérida, Yucatán, con ello, solventan los gastos que tiene la cooperativa.

Peligra la salud de quienes consuman ostiones sin control sanitario: En Ciudad del Carmen
De forma quincenal se hacen monitoreos en los bancos ostrícolas

Competencia desleal

Añadió que los ostioneros piratas, representan para los socios de la cooperativa ostionera, una competencia desleal, porque los restauranteros no compran las bolsas de ostiones en la planta ostionera, adquieren este producto con los ostioneros piratas, porque ellos venden las bolsas de ostiones a 30 y 40 pesos, producto que no se encuentra certificado por la COPRISCAM.

Peligra la salud de quienes consuman ostiones sin control sanitario: En Ciudad del Carmen

Te puede interesar
No repunta la venta de artesanos en Ciudad del Carmen

Manifestó que consumir los productos ostrícolas que obtienen los ostioneros piratas en bancos que no tienen la certificación de la COPRISCAM puede ocasionar un problema a la salud pública, por lo tanto, es importante que las autoridades verifiquen los productos ostrícolas que ofrecen los restauranteros a los consumidores para saber si los ostiones son adquiridos en la planta ostrícola y de no ser así, que ese producto sea asegurado para evitar daños a la salud de los consumidores.

Fernando Cantú


© 2024 Grupo Transmedia La Chispa. Todos los derechos reservados