Buscan aumentar penas para quienes usurpen a identidad de una persona adulta mayor

Proponen modificar el Código Penal y establecer una sanción de hasta 7.5 años de prisión
En el Congreso de la Ciudad de México se analiza una iniciativa para modificar el Código Penal local para sancionar hasta con más de 7 años, a quienes usurpen la identidad de las personas de la tercera edad, lo que se busca es fortalecer la protección para este sector de la población.

 

La propuesta legislativa que se turnó a la Comisión de Administración y Procuración de Justicia para su análisis y dictaminación, pretende adicionar un párrafo tercero al artículo 211 bis del Código Penal local.

 

La diputada Esperanza Villalobos Pérez, del grupo parlamentario de MORENA, propuso modificar el Código a favor de las personas adultas mayores, que actualmente sanciona de 1 a 5 años de prisión a quienes comentan este delito.

 

Detalló que actualmente el Código Penal local establece sanciones para quien por cualquier medio usurpe, con fines ilícitos, la identidad de otra persona, u otorgue su consentimiento para llevar a cabo la usurpación en su identidad.

 

Añadió que esta iniciativa contempla que para quien usurpe la identidad de una persona adulta la pena aumente en una mitad lo que representaría hasta 7.5 años.

 

La legisladora explicó que con la edad llegan problemas de comunicación, de interacción y en su gran mayoría las personas adultas mayores son aisladas del mundo social, muchas veces no es por gusto propio, ni por las acciones de un tercero, sino por las limitaciones físicas que los años producen.

 

Esas limitaciones y el poco o nulo manejo que tienen las personas adultas mayores en cuanto a las nuevas tecnologías de la información y medios electrónicos hacen que éstas sean vulnerables al robo o usurpación de su identidad con el fin de robarles lo que por derecho les corresponde.

 

“Se leen notas periodísticas que informan de que otra persona adulta mayor ha sido víctima de la delincuencia y un tercero ha utilizado su cuenta para transferencias o consumos. Si bien es difícil contrarrestar los delitos cibernéticos debido a las barreras que los denominados hackers tienen a su disposición, debemos implementar castigos más severos cuando alguna persona trate de aprovecharse de uno de nuestros grupos más vulnerables, sobre todo ante el desconocimiento en cuanto a tecnologías que los adultos mayores tienen”, resalta en su iniciativa.

 

En México, en el año 2018 se realizó la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (ENADID 2018), y sus datos señalaron que la población de nuestro país, en ese entonces era de 124.9 millones de habitantes. El porcentaje de adultos mayores era de 11, con relación al total de la población nacional.

 

“Con los datos podemos confirmar que más de una décima parte de nuestro país está formada por adultos mayores. Otro dato relevante es que de las casi ocho millones de personas con discapacidad, 49.9 por ciento son personas adultas mayores, por lo cual podemos catalogarlo como un grupo vulnerable prioritario”, señala.

 

La Encuesta Nacional sobre Discriminación (ENADIS) 2017 evidenció que las principales problemáticas declaradas por este grupo son la falta de empleo y la falta de oportunidades para encontrar trabajo, y que 37 por ciento de las personas mayores encuestadas dependen económicamente de sus hijos o hijas.