Bajará la temperatura en el país y seguirán las lluvias en el sureste: Conagua

A partir del próximo domingo, se pronostica el ingreso del Frente Frío Número 13 y su masa de aire, que recorrerán el norte, el noreste, el centro, el oriente y el sureste de México, donde originarán descenso de temperatura, rachas de viento fuertes e incremento en las lluvias.

Asimismo, provocará un evento de Norte de fuerte a intenso en el litoral del Golfo de México, el Istmo y el Golfo de Tehuantepec.

Adicionalmente, sobre el Mar Caribe se formó la Depresión Tropical Treinta y Uno, que se desplaza hacia el oeste-suroeste a 11 kilómetros por hora (km/h) con vientos máximos sostenidos de 55 km/h y rachas de 75 km/h. Se prevé que tenga un rápido desarrollo, alcanzando la categoría de tormenta tropical, cuyo nombre sería “Iota”, que corresponde a la novena letra del alfabeto griego.

Así lo informó Jorge Zavala Hidalgo, coordinador general del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), durante una videoconferencia en la que también participaron Blanca Jiménez Cisneros, directora general de la Conagua, y Enrique Guevara, director general del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred).

Zavala Hidalgo señaló que, de acuerdo con los pronósticos, para hoy se estima viento con rachas de 50 a 60 km/h en Coahuila, Nuevo León, Oaxaca y Tamaulipas, así como en el Golfo de Tehuantepec.

En tanto, señaló, para el sábado 14 de noviembre se pronostica viento con rachas de 50 a 60 km/h en Coahuila, Nuevo León, Oaxaca, Tamaulipas y el Golfo de Tehuantepec, así como temperaturas mínimas de -5 a 0 grados Celsius con heladas en zonas montañosas de Chihuahua y Durango.

Para el domingo 15 de noviembre se estima viento con rachas de 40 a 50 Km/h en la costa occidental de Baja California, en Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, así como temperaturas mínimas (durante la madrugada del domingo) de -5 a 0 grados Celsius con heladas en zonas montañosas de Chihuahua y Durango.

En su momento, Blanca Jiménez Cisneros hizo énfasis en que estas lluvias podrían generar un incremento en los caudales de ríos y arroyos, así como inundaciones en las zonas bajas, con posibilidad de deslizamientos de terreno y afectaciones en caminos y tramos carreteros.

Ante ello, subrayó, Conagua mantiene especial vigilancia en los ríos, presas y localidades que se encuentran en la zona de lluvias intensas. Es el caso de Campeche, Chiapas, Oaxaca, Tabasco, Tamaulipas y Veracruz.

En cuanto a la capacidad de respuesta de Conagua, Blanca Jiménez apuntó que en la región de influencia del Frente Frío No. 13 Conagua cuenta con los Centros Regionales de Atención de Emergencias, denominados CRAEs, de Boca del Río, Veracruz, y Cárdenas, Tabasco. Adicionalmente, se tiene una Brigada de Protección a la Infraestructura y Atención de Emergencias —conocida como PIAE— en Coatzacoalcos, Veracruz.

Detalló que, en total, Conagua tiene 38 elementos PIAE y 98 equipos especializados de atención de emergencias, para brindar una respuesta inmediata. Asimismo, se han desplazado técnicos a Tabasco, con el fin de apoyar durante la emergencia y se estarán sumando más la próxima semana.