Alfaro a AMLO: “Ni confrontación, ni sometimiento, cerremos filas por el bien de México”

El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, explicó que hablar con la verdad y de frente, puede hacerse también con respeto y reconocimiento al presidente López Obrador, a quien llamó a iniciar una nueva etapa de diálogo y cooperación por el bien de México.

El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, propuso al presidente Andrés Manuel López Obrador iniciar una nueva etapa de diálogo y cooperación por el bien de México, basada en el respeto.

Recordó que hay personas que apostaron que su discurso durante la visita del presidente a Jalisco sería de confrontación por las diferencias en algunos temas y de sometimiento como una salida para volver a contar con su respaldo en momentos difíciles, sin embargo, decidió no tomar ninguno de esos dos caminos, porque defender los intereses del estado es su principal responsabilidad.

“Defender a Jalisco no significa confrontarse con el gobierno federal, tener diferencias en la manera de ver algunos temas no significa que seamos enemigos”, señaló Alfaro

Explicó que hablar con la verdad y de frente, puede hacerse también con respeto y reconocimiento al presidente López Obrador.

El mandatario estatal se dijo convencido de que un hombre como el presidente López Obrador, que se formó luchando contra la lógica del poder, siendo un político que defiende como pocos los principios en los que cree, sabrá valorar una posición de congruencia por encima de la simulación , el entreguismo, y los discursos huecos por los que optan otros.

Subrayó que el Gobierno de Jalisco tiene toda la voluntad para reconstruir la relación con el Gobierno de la República, porque “hoy más que nunca el estado necesita de su presidente”.

“Queremos apoyarlo desde Jalisco en el proceso de transformación nacional que usted encabeza, porque coincidimos en la necesidad de desmantelar el viejo régimen y reconstruir al país desde sus cimientos”, señaló Enrique Alfaro.

Solicitó a López Obrador ser escuchados en los asuntos de interés nacional en los que los estados no están de acuerdo con la federación y que sean puestos en la mesa con voluntad para encontrar una salida con voluntad de las dos partes

“Su presencia aquí es una señal clara de que podemos superar los momentos de tensión que se han vivido para cerrar filas por el bien de México. Yo he decidido hacer todo lo que está a mi alcance para lograr este propósito, asumo con entereza y humildad la responsabilidad de corregir lo que yo haya hecho mal”, concluyó.